Friday, May 14, 2010

En algún lugar de tu vientre

En algún lugar de tu vientre hay un inconcluso poema.
Hay una puerta que se abre en la fortuna de tus besos.

De tu vientre surgen preguntas hechas de malestares,
de gemidos que rozan la nostalgia y semejan visiones.

Surge el profuso lenguaje de tus agitadas migraciones.
Surge el dolor en la embestida de insolubles pasiones.

Tu vientre es la sentencia suave de mis viajes agitados.
Tu vientre es un frágil paraíso que se vuelve añoranza.

En algún lugar de tu vientre mis apetitos son plegarias
que se estrechan en voces que me sustraen del mundo.

En algún lugar de tu vientre tus señales se estremecen
y no caben en los silencios, en sus ofuscados espasmos.

Surgen preguntas en el reverso de tu inquieta sonrisa.
Surgen soledades que remedan mi angustiado destino.

En algún lugar de tu vientre se repiten los fatuos viajes
y las vanas sentencias que me llevan a un negado ayer.


Rolando del Pozo

Monday, May 03, 2010

De gemido en gemido

De gemido en gemido, de corazón a corazón,
más allá del vértigo y de las agonizantes memorias,
te levantas a solas, desnuda, hablando hacia adentro.

Dejas tu cuerpo en los nombres de la luna,
en los cristales de la noche y sueltas los fantasmas del adiós.
Dejas los sueños en las visiones habitadas por el alma
y despiertas en otro sueño, en la víspera del amor.

Saludas la claridad con la soledad y la confundes con la noche.
Saludas el bien con el mal y se vuelven hermanos.
El interior como el exterior; desde adentro hay un amor multiplicado.
Lo de arriba como lo de abajo, y el alma se repite en todos.

Despiertas en otro llamada, en otro nacimiento, desprendida del ayer.
Despiertas lastimada por el beso que une tus pedazos de mujer,
de amante enamorada, y que te reclama, incansable en el amor.

Rolando del Pozo