miércoles, septiembre 20, 2006

Te descubrí


Te descubrí recorriendo el rocío de luces,
entonando ilusiones en cascada de vacíos.
Te descubrí aceptándote en el verbo amar,
en manchas de estrellas y frenados vientos.

Te descubrí gimiendo en un aunado destino,
sublimando tiempos, creando espacios azules.
Te descubrí de luces, forjando reversos cielos,
llenando de esperanzas tu firmamento secreto.

Y me sumergí en tu vasta pelvis de tenues rosas,
en tu cambiante universo de lapsos y descuidos,
en la bonanza de lentos versos y agitadas voces.

Simulé una disuelta suerte en la idea de amarte,
para descubrir el empeño de tus ojos en el beso,
para descubrir tus gemidos, definiendo mis besos.

Rolando del Pozo

No hay comentarios:

Publicar un comentario