Monday, October 02, 2006

A nuestros amaneceres

A nuestros amaneceres regresan tus versos errantes
levantando manos, piel y deseos escarlatas.
Llegaron asumiendo la inocencia de tus caricias
y lo florido de tu vientre.

Regresan los perfumes,
las inclinaciones de tu pecho.
Regresas tú, vestida de tempestades;
sazonando la delicadeza de tu vientre;
entregada a todos los síntomas que te declaran
la frescura en mis desvaríos.

En tus sudores vuelve la sazón de corazones abiertos.
Vuelven las palabras, despejando silencios.
Vuelve mi boca a un encuentro sin latitudes,
en la ingravidez de tus pechos.
Vuelves en la dicha de ser eterna,
a generarte de entregas en todos tus besos.


Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment