Friday, January 18, 2019

No van a existir

No van a existir castigos en tu lecho lleno de espejos.
No van a existir misterios en tu boca vestida de lunas.

Tus recuerdos persisten formando agitados espasmos
donde te percibo llena de heridas insomnes, ansiosas.

Tus besos prolongan los golpes de acorralados dedos.
Prolongan mi cuerpo en tu vientre lleno de alboradas.

No van a existir condenas en tu cuerpo de noche y sol.
No van a existir dolores en tus leves y ligeros vértices.

No son mis manos las que dividen tus espesas siluetas.
No son mis labios los que abren tus ocultos escrúpulos.

La inocencia ha dejado de existir en tus cautos sudores.
La inocencia ha mutado en ruidos que asaltan mis voces.

Y existen los ritos donde se renuevan el ardor y el afán
y los conjuros son las voces que lastiman tu laxa pelvis.

Rolando del Pozo