Thursday, June 04, 2015

Se fugan


Se fugan las miradas hacia el demente espejo.
Se fuga la malicia de tu boca en un pálido adiós.

¿Qué haré con este miedo que aúlla a mis delirios?
¿Qué haré con los gestos que desnudan la muerte?

Es la hora de huir al vacío que condena mi nombre.
Es la hora de borrar la noche en tus brazos abiertos.

Pero mis labios insisten en gastadas sonrisas y versos
porque ignoran que todo es efímero en tus gemidos.

Nada cambiará en tus besos que insisten en el olvido.
Nada cambiará en la golondrina que borra estaciones.

Es la hora de vivir sin tus ruegos en mi cielo abierto.
Es la hora de tus lentos labios ajustando mi erección.

Pero tus piernas insisten en mis gastados nombres
e ignoran mis encierros en tus ajustados desahogos.

Se fugan las pausas en las angustias de tu desnudez
y se fugan los delirios y las ganas de volver a nacer.

Rolando del Pozo