Sunday, May 25, 2014

Te asusta

Te asusta la espera en la repetición del silencio.
Te asustan los recuerdos que construyen espejismos.
Te asustan las sucesivas voces que no se vuelven ecos.
¿Es acaso lo que ignorabas en tus noches inmóviles?

Un grupo de sombras busca asilo en tu mirada.
Un gesto se atreve a sorprenderse en tu silencio.
Una mirada burla la imagen que niega tu presencia.

¿Reconoces mi herida en los incesantes comienzos?
¿Reconoces el rumor de mis labios rompiéndose en palabras?

Te asusta no poder extenderte en las voces que negaste,
en las imágenes de un poema que tiembla en mi boca.

Te asusta no reconocer el abrazo que se abre en mi voz,
en mis alucinaciones, en lo que te escribe y te esconde.

Una ausencia se perpetua en la lectura del espejo.
Una nostalgia se niega a compartir sus silentes rostros.
Una voz me devuelve a falaces e interminables regresos.

Y en el espejo se desdoblan los versos que te reclaman,
que rechazan el insoportable destino de mis palabras,
de mis voces, de esta historia que se escribe sin comienzos.

Se desdoblan las voces, las visiones gimiendo en versos.
Se desdobla el amor saqueado en la aventura de quererte.
Se desdoblan en puñales y lamentos, reclamando mi muerte.



Rolando del Pozo