Thursday, October 11, 2012

Déjame

Déjame tu voz a manera de permanentes cielos:
las vibraciones que se repiten como polvillo de tiempo;
música de espacios disueltos que redime mis silencios.

Déjame tus palabras a manera de espacios verdes:
las tiernas señales que describen antiguos jardines,
los signos que se recuperan en perdidos idiomas.

Tal vez te vuelvas tan inmensa como el tiempo.
Tal vez borres el imposible vacío que me alberga.
Déjame tu paisaje de sombras, tus íntimas siluetas.

Tu cuerpo es el persistente abandono de mis pinceles,
el rumor familiar que acerca mis manos a tus formas,
la sonrisa que es pausa y la paciencia inacabable del amor.

Tal vez te vuelvas el grito de la olvidada infancia.
Tal vez te vuelvas de efímeras fragancias y resucites
en la voluntad que nos perpetua y aprieta como sombras.


Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment