Saturday, April 18, 2009

Me pregunto

Me pregunto, qué hacer para esquivar tus lamentos
y envolver mi desolación en cualquier transparencia.

Qué hacer con tus apariciones, con tus leves reflejos
sin que tus calladas angustias, insistan en las mías
y en el adiós se confirme el abismo que tanto temías.

Silencio y distancia se abren en un pasado recurrente.
Se abren dolores, súplicas, en los nombres que callamos.

Todo es de sombras, incluso las réplicas que Dios ignora.

¿Cómo saber de tu insaciable y desmedido universo?
¿Cómo acertar con tus días en tu permanente silencio?

No sirve la memoria si sólo vagos recuerdos se arraigan
en las distancias que vanamente existen en mi pasado.

Tal vez extiendas tu mano en cualquier suave recuerdo
y tu nuevo lenguaje llene los vacíos del hogar que dejaste.

Tal vez aún nos quede fuerzas para romper el tiempo,
observar a la muerte, callarla, y darle otro significado.

Y descubrir que aún me quedan versos para hablarnos,
para sentir tus besos como suaves ecos, desde la eternidad.


Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment