Thursday, March 08, 2007

Necesito

Necesito un corazón disfrazado de memorias,
a la imagen de mis sueños, indefenso en el eco de una sombra.

Necesito la incesante injuria de tus besos y tu regazo de bruma,
su escalofrío y su oscuridad que alberga esperanzas.

El amor se ha vuelto un viaje en la manía de mis versos,
lleno de distancias y ausencias que se perpetúan en la nada. 

El dolor se ha vuelto una inasible y desesperada lágrima
que recupero en tus piernas purpureas, laxas y adoloridas.

Necesito el ardor de tu vientre, la lluvia de tus manos
y sus razones que abren fiebres y liberan hijos de la nada.

Necesito la piedad en tus delirios, tus heridas y esperanzas,
los rituales de tus senos y tu saciedad partida en dos.

La pasión se ha vuelto un sollozo aguardado en tu mirada,
aguardado en silencios donde se cobijan nuestras ganas.

Los días convulsionan y guardan la sombra de tus pechos,
los golpes de vacío, tus fiebres y tus húmedas heridas.

Los días te reclaman en la respiración de palabras truncadas
aguardando un amor sin manos que no nos deje enloquecer.


Rolando del Pozo