Monday, July 17, 2006

Son incontables

Son incontables las miradas adheridas a la arena del tiempo,
se deslizan transparentes, solas, y ajenas como la migración
del mundo bajo tus pliegues, prolongándose en tu irregular
anatomía, sofocando sombras que no entienden lo distante y

próximo de los desvelos encerrados en tu piel. Son otra voz
en el encuentro, la inquietud de mis manos, la inocencia del
azar, el insomnio de la malicia; perseveran en la condena de
vivirte en la historia de mis días como visiones que deslucen

el recurrirte de sudores y gemidos. Crece la misericordia de
caricias atrapadas en la sed y ardor de incesante anochecer;
saben de la semilla de mis extremidades, del errante sufrir

de extrañamente iguales y opuestos principios y finales. Son
tus cielos, el aire y la nada, la distancia y el tiempo y a veces
el abrir y cerrar de sombras en el inicio y la agonía de vivir.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment