Sunday, July 09, 2006

Llenaste de clamores

Llenaste de clamores las miradas de una noche de versos.
Levantas cielos donde siempre me aguardas con tu voz
de encuentros que acecha mis ganas ciegas y cálidas, me
demora en tu saliva y me condena en tu sudor de ocasos.

La sentencia de tu piel me enajena en lágrimas del pasado.
No hay redención sin la pausa de tu vientre acelerado que
proclama libertad en las caricias de tus acicalados labios
y luego estalla en lo profundo y diverso de tus fantasías.

Hoy tienes los sentires de la luna para sazonar mi destino,
para aprender los símbolos del amor entre mutuas manos.
Te ahondas de saciedad en la innumerable rosa del beso;

no bastan los instantes de un mundo en fuga para huir.
Te inclinas, como siempre, al mismo rincón de un mar
disperso, a nuestro estático amanecer de versos y cielos.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment