Wednesday, May 03, 2006

Un cielo

Un cielo se consume bajo mi lengua y tu mirada insiste,
en los secretos de mi cuerpo desnudo, en el tiempo de tu
reposada voz de selva, ríos y viento. Se advierte el dolor
en tu sonreída soledad como una voz que tienta a la paz.

Los sudores esconden el morder de tus tristezas, tu piel
habla con un mar de gemidos, y la voz de tus senos es
la gravedad en todo beso derramado con la precisión de
una lluvia de versos, con necesidad de llevarte plena.

Sólo tu voz se ausenta a una cruz esparcida en tu vientre,
a tu rezar de noches calladas, a tus silentes ojos, sólo tu
jadeo permanece en el incendio de tu mirada, ignorando

tus dispersos sueños. Un cielo se pregunta por tus celos
y sólo señala misterios en tus palabras: son las ganas de tu
boca rosa, adivinando mi silencio, estableciendo el amor.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment