Wednesday, May 10, 2006

Reconozco

Reconozco que digo soledades,
en el ocio de tus labios rojos,
en la sombra llena de tus pechos,
en tus continuos movimientos
donde crecen los ritos gastados y dispersos
que sólo conocen del lugar
que nunca habitamos.

Reconozco que el olvido
aún se labra en la distancia,
en el equidistante espejo
donde tu imagen es mi imagen
y en el orgullo que renace incierto y es testigo
que debo seguir dibujando
sueños con el tiempo.

Reconozco la gloria efímera
de la muerte en el beso,
la sostenida expiación del momento
que pertenece a la esperanza,
la distancia que es perdón y sombra,
pero no ausencia.

Reconozco al hombre
que tatuaste en tus piernas y lastima
las formas del viejo mundo
donde sueles permanecer.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment