Thursday, May 18, 2006

Miro


Miro al destino en la memoria de mil sueños,
va borrando las señales del mundo,
la lejanía en las sombras,

los juramentos que nos unieron en una vida poco anunciada .

La noche cambia de nombre;
hay más ruido en las estrellas
y las memorias ya no encuentran el perdón deshabitado de edades
el ardiente rastro del cielo
y las razones para no dejar pasar la nostalgia que transforma el corazón.

Miro al fondo del reclamante vacío;
sus bordes se abren en otras heridas,
en otras culpas,
asumiendo mi nombre con los números de temida condena,
anudando manos,
prometiéndome la cara de otros versos
y el turbio lenguaje de un anunciado puñado de adioses.

Miro al destino en la sangre de simulada realidad,
lleva la consigna de no dejarme saborear tus bondades,
lleva las trampas, las palabras rotas
y el instante doloroso, que es eterno.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment