Wednesday, May 03, 2006

Grato

Grato es escuchar la voz del limonero estirarse
en una plegaria de finos laberintos, la música del jazmín
dirigirse a tus arenas profundas y el vano presentir
de tus manos guardadas en el ocaso distante de mi ruego.

Tu ausencia no es ausencia si tu imagen sabe de cada
mañana tornada en palabras de tiempo, de la piedad
en tu quebrada curvatura de madre, de tus iguales
y hondos despertares donde suelo esconder mi alma.

Grato es tenerte en mis recuerdos, en la callada esencia
de tus transgresiones, en la duración del hombre, en mi
reclamada ceguera. Grato tu reflejo y yo la réplica asegurando
el milagro de perdurar sin mancharnos de sombras.

Rolando T. del Pozo

No comments:

Post a Comment