Wednesday, March 22, 2006

No deseo

No deseo pensar en la posibilidad de tu vientre detenido,
si algo debe cesar que sean nuestras palabras en un beso,
si algo debe vivir que sea tu incansable boca húmeda en
este amor de aguas inquietas recorriendo surcos y cielos.

Deja al ardor de mis venas morir besando tu cuerpo de
tiempos detenidos y de placeres inmóviles; tu espasmo
debe durar tanto como mi boca perdida en tu piel rosa
de encuentros y luego volar arrancándome los olvidos.

Deja mis labios en los abismos de tus pechos establecer
el reflejo donde sobrevivan, lo indeleble de la herencia de
tu sudor y la fuerza transparente de tus nuevos gemidos.

Deseo pensar en tu piel sin descansos abrazando una sola
vida en tus ojos cerrados, y un solo sentir en tu tierra de
madre. Déjame amarte sin dolor en tus extendidos besos.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment