Wednesday, March 22, 2006

Libre

Libre de la distancia el infinito es sólo un espejismo
regado en tu amor de sombras y cristales; palidece
en los límites del hombre y parece estar soñando otro
laberinto, temeroso de la tarde, de tus manos abiertas.

Libre del tiempo tus empeños son el perpetuo comienzo,
la aventura que no planeaste, la conjetura de siempre
haber existido, tus afanes de madre al inicio del Amor.

Libre del hombre y su paisaje, nuestros sueños son la
crónica de una naturaleza anunciada, la víspera de un
sendero que volveré a pisar, la ausencia del recuerdo;
libre busco tus besos, la esencia última e incesante de ti.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment