Sunday, March 19, 2006

Hoy

Hoy tus palabras son el perfume que permanece;
van llenando soledades en la hora cuando soñarte
recoge del viento toda estrella irreal, y el asombro
de quebrados silencios donde respiro toda sonrisa.

Hoy deliro en mis pausas, en las voces trémulas
de escogidas luces donde los finales no siempre
son principios. El tiempo sabe llevar mis ansias
arrinconadas en la idea de amarte sin comienzos.

Todas las tristezas juegan con sus manos llenas
y abren puertas de brisas en un cielo interior de
horas silentes. Hoy llueve otro sol de bondades,

de miradas inversas, donde el camino es la paz,
y lucirte de manos abre el horizonte a la vida,
y amarte siembra de presentes los ojos de Dios.

Rolando del Pozo

No comments:

Post a Comment